La cura esta mas cerca.

Investigadores han transformado células normales en células productoras de insulina en ratones vivos. El mejorar los síntomas de la diabetes en un paso importante hacia la medicina regenerativa.

La técnica, llamada reprogramación directa, no necesita células madre – las células superiores del cuerpo que hasta ahora, han sido indispensables para los esfuerzos encaminados a crear tejidos y trasplantes de órganos a la medida.

Los investigadores utilizaron tres genes llevados por un virus común para transformar las células exocrinas del ratón, que representan alrededor del 95 por ciento del páncreas, en las escasas células beta las cuales son destruidas en la diabetes tipo 1 o diabetes juvenil.

En teoría, lo mismo es posible utilizando células humanas mas abundantes, tales como el hígado, la piel o las células de grasa, reporto el doctor Douglas Melton y sus colegas de la Harvard Medical School y el Children’s Hospital en Boston.

“Es más fácil de lo que uno podría haber pensado,” dijo Melton, un investigador en Howard Hughes Medical Institute reconocido como uno de los expertos mas importantes en células madres en el mundo, en una entrevista telefónica.

“Estas células son muy estables y viven durante la vida del ratón.”

Los científicos habían contando con las células madre para mostrarles la manera de regenerar tejidos y órganos – en el caso de diabetes juvenil, para regenerar las células pancreáticas que son destruidas por error por el sistema inmunológico del cuerpo.

“Me despierto cada día pensando en cómo crear células beta,” dijo Melton, cuyos dos hijos tienen diabetes tipo 1.

La más maleables y prometedoras células madre han sido las células madre embrionarias, tomadas de embriones de días de edad. Pero EE.UU. la ley federal limita estrictamente la financiación de esas investigaciones y no son fáciles de crear.

El año pasado, los investigadores descubrieron la manera de reprogramar las células normales de la piel, llevandolas de nuevo a un estado embrionario. Estas células madre inducidas por las pluripotentes pueden ser usadas para estudiar la enfermedad y podrían algún día usarse para crear transplantes hechos a la medida.

Pero ahora Melton y su equipo – usando los conocimientos adquiridos gracias a estos estudios anteriores – han saltado dos pasos.

“Lo que esto demuestra es que se puede ir directamente de un tipo de célula adulta a otra, sin tener que comenzar desde el principio”, dijo Melton.

Según su reporte en la revista Nature, el equipo dijo que lo logro en ratones vivos y no en platos de laboratorio.

Ellos trabajaron con ratones diabéticos sin células productoras de insulina usadas por el páncreas para ayudar al cuerpo a convertir los alimentos en energía.

Melton y su equipo tuvieron que encontrar los genes que se necesitan para hacer funcionar las células como las preciadas células beta. Si bien cada célula lleva el código genético completo, sólo ciertos genes en cualquier célula están trabajando en un momento dado.

Los investigadores tenían que descubrir cuales genes son los que están “encendidos” cuando un embrión esta generando su páncreas.

De los más de 1000 genes, encontraron que se necesitan sólo tres – Ngn3, Pdx1, y AFP. A continuación, un simple virus de resfriado llamado adenovirus transporta estos tres genes dentro de las células exocrinas del páncreas que producen el jugo digestivo.

Esto convirtió alrededor del 20 por ciento de las células exocrinas a las células beta que producen insulina, a su vez redujo los niveles de azúcar en la sangre en los ratones.

El método puede funcionar primero en las personas con grave diabetes tipo 2, cuyos cuerpos ya no hacen insulina, dijo Melton.

“En el caso de la diabetes tipo 1, todavía hay que afrontar el molesto problema de auto-ataque inmune”, dijo.

En la diabetes tipo 1, cualquier célula transformada sería destruida de la misma manera equivocada que causó la enfermedad en el primer lugar.

Antes de comenzar los experimentos en las personas, Melton quiere encontrar la manera de transformar las células sin necesidad de utilizar un virus. El uso de un virus para tratar a las personas, señaló, es arriesgado y pone a los “expertos” de el Food and Drug Administration nerviosos.

(Yo puse las comillas en la palabra “expertos” al referirse a el FDA.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: